jueves, 2 de agosto de 2007

Damas: un clásico (2 jugadores)

Es juego de Damas uno de los juegos de tablero más comunes y con reglas más sencillas.

Se han hallado nuevas evidencias de un juego similar del antiguo Egipto en los primeros siglos antes de la era común.[1] Sus orígenes egipcios lo ubican hasta el 1600 AEC.[2] También hay constancia arqueológica de un tipo de piezas diferenciadas en dos colores que podrían haberse usado para jugar a las damas y que situarían el juego en la antigua Persia.

La opinión generalizada es que las damas surgieron de jugar en un tablero de ajedrez el juego del alquerque (similar al tres en raya). Tanto las damas como la alquerque tenían doce piezas por jugador. No existe consenso en el lugar de origen, aunque generalmente se sitúa entre España y Francia. Algunos escritores creen que el origen de la damas data del 1100 de la era común, probablemente del sur de Francia. Al parecer, el juego viajó desde Valencia (España) a Provenza (Francia).


En el 1100 el juego era llamado ferses, el nombre que se le daba a la reina en el ajedrez en esos tiempos. Indicar que las piezas en las damas se mueven como lo hacía la reina en el ajedrez de la época. El nuevo movimiento que introdujo este juego fue la habilidad de saltar sobre las piezas del contrario y capturarlas. En ese momento el juego paso a ser conocido como fierges.


En el Museo Británico hay depositado un manuscrito escrito por un filólogo árabe valenciano, Ibn Dihya (1149-1235), que denomina a este juego farisia. Ese nombre hace referencia a la pieza llamada visir (antepasado de la reina del ajedrez), que en esa época se llamaba xatranj (del sánscrito chatur anga).


En la Crónica de Philip Mouskat (1243) existe una referencia al uso de reyes en el juego, sugiriendo la habilidad de poder promocionar piezas como se hace actualmente.


Se cree que las piezas actuales proceden del juego de tablas (de la familia del backgammon), aunque no existen certeza. En la literatura catalana medieval se las denominaba "marro de punta" (donde "marro" casi equivaldría al juego de tablero y "de punta" insinuaría el movimiento en diagonal).


La primera referencia escrita con su nombre actual aparece al Livre de deablerie de Éloi de Amerval (1508). El primer libro acerca de este juego fue publicado en Valencia en el año 1547 por Antonio de Torquemada con el título El ingenio, ò juego de marro, de punta, ò damas.


Aunque se piensa que en el original «fierges» ya existía la regla que obligaba a capturar si se podía, no existe ninguna evidencia de que está regla existiese en las Damas. Sin embargo esta regla fue introducida de nuevo en el juego en el 1535 en Francia. El juego moderno incluye esta regla.


Hay una cierta polémica entre los estudiosos del ajedrez y las damas sobre quien legó el nombre a quien, si la pieza del ajedrez a las damas o viceversa. Hay opiniones que sugieren que la denominación «damas» proviene del germánico damm, que significaría ‘muro de contención, represa’, y haría referencia a la última fila del tablero, donde se coronan las piezas.


En el siglo XVIII nacieron las denominadas damas internacionales, que se jugaba en un tablero de 10 × 10, entonces llamadas «polacas». El apelativo «polaco» hacia referencia a su carácter exótico, igual que pasara en el siglo XX con las damas chinas.


Reglas


Las damas son jugadas por dos personas en un tablero de 8 × 8 jaques. La casilla a la derecha de cada jugador es blanca o negra dependiendo del estilo de damas disputado.

Cada jugador dispone de 12 piezas de un mismo color (el uno blancas, el otro negras) que a primeros de la partida se encuentran en las casillas negras de las tres filas más próximas a él.

Se juega por turnos alternos. Empieza a jugar quien tiene las blancas. En su turno cada jugador mueve una pieza propia. Las piezas se mueven (cuando no comen) una posición adelante (nunca hacia atrás) en diagonal a la derecha o a la izquierda, a una posición adyacente vacía.

Para comer una pieza contraria debe estar justo delante de una de tus piezas. Se realiza siempre en dirección de ataque y en diagonal saltando sobre la pieza que queremos "comer", y cayendo en la casilla inmediatamente detrás de ella siguiendo la dirección del movimiento de nuestra pieza. Este movimiento se puede realizar siempre y cuando la casilla final esté libre.

Las capturas se pueden encadenar. Esto es, si saltamos una pieza y desde esa posición podemos saltar una y otra, lo hacemos.

Si podemos, estamos obligados a comer (todas las piezas posibles). Delante de varias opciones, estamos obligados a comer el máximo de piezas posibles. Delante de varias opciones en que comemos la misma cantidad de piezas, tenemos que elegir el movimiento en que comemos el máximo de damas.

En el juego más formal, si un jugador no hace una captura posible o no hace la captura máximo el otro jugador lo advierte y está obligado a capturar (el máximo), a esta situación se le llama "soplar".

En el juego más familiar, en este caso, el otro jugador lo deja hacer y cuando ha acabado de hacer el movimiento erróneo el otro le sopla la pieza con qué podía comer (más). Esto es, lo coge y la saca del juego. El retirar una pieza por no haber comido no constituye movimiento.

Cuando una pieza acaba un movimiento en alguna casilla de la última renglera, se convierte en dama. Esto se suele indicar poniendo otra pieza encima (normalmente, las piezas de jugar a damas son planas).


Movimientos


Las damas se mueven siguiendo las diagonales, hacia adelante o hacia atrás, a diferencia de las piezas normales que solo pueden ir hacia adelante.


La versión de juego estándar dicta que la dama puede mover como si fuera un alfil de ajedrez, es decir, en diagonal tantas casillas como se quiera. Aunque existe un práctica en internet y en el mundo anglosajon que sólo permite mover una casilla en cualquier dirección.


Como siempre hace falta capturar el máximo de piezas y en caso de poder elegir, dónde haya más damas. Si jugamos a "soplar", las damas también se soplan.


Por regla general existe la regla de la "especialidad" la que obliga comer con la dama aunque existiese la posibilidad de comer una mayor número con un peón. Esta regla tiene la salvedades de cada estilo particular, como por ejemplo en algunos estilos la regla de la "especialidad" se hace extensiva a comer obligatoriamente una dama aunque existiese posicionalmente la posibilidad de comer un mayor numero de piezas cualesquiera (es decir, obliga a comer la dama del contrincante por sobre los peones).


Fin del juego


Pierde quien se queda sin piezas sobre el tablero.


Si cuando llega el turno de un jugador no puede mover, puesto que todas las piezas que le restan en juego están bloqueadas,antes esto se distinguen dos reglas dependiendo el estilo practicado: 1. Pierde a quien le corresponde el próximo movimiento; ó 2.Gana quien más piezas tenga, a igual número de piezas gana quién más damas tenga, y si en esto también se empata la partida termina en tablas.


La partida también puede terminar en tablas si ambos jugadores quedan con un número igual y muy reducido de piezas, tal que por muchos movimientos que se hagan no se resolvería la partida.


Dos mitos que los jugadores de damas aclaran firmemente: a) Las damas no son una variante del ajedrez. Se trata de dos juegos distintos y de orígen diferente. b) Las damas chinas no tienen nada que ver con las damas que se juegan en Occidente.


Balance: 3 peones (bueno)


Comentarios a favor: Es un juego relativamente sencillo. Suele gustar a niños y adultos por igual. No requiere de demasiada concentración (salvo en los momentos en que se "soplan" las fichas) puesto que no hay piezas diferentes que requieran movimientos distintos como en el ajedrez.


Comentarios en contra: OK, no soy muy adepto al juego de damas, lo admito. En mi opinión el juego plantea algunas limitaciones tácticas dada su simplicidad. Prefiero el ajedrez.

1 comentario:

JUANNEXT dijo...

Hola, pues las damas parecen un juego sencillo aunque depende eso del país donde se practique, ademas hay variantes diferentes para un mismo tipo de damas, me refiero al tipo de damas inglesas en que la DAMA solo puede mover una casilla, bueno hablando de las variantes conozco 3 de ellas y son Damas al revés (antidamas, damas suicidio, etc) que consiste en dejarse comer primero todas las fichas...parece fácil pero practiquenlo y verán de lo que hablo; La Carrera de la Dama que consiste en lograr coronar primero a su dama, y el Ida y Vuelta, que seria coronar una dama y lograr que regrese a su linea de partida, bueno estas las conozco porque las practico en una pagina de juegos, espero les interese este aporte, gracias