martes, 14 de agosto de 2007

Ludo: ¿quién no lo conoce? (4 jugadores)

Habíamos olvidado un juego clásico del mundo de los tableros que nos ofrece variantes para todos los gustos: el querido y nunca bien ponderado Ludo o Parchís (en realidad el Parchís es una versión muy similar al Ludo). ¿¿Quién no jugó alguna vez al Ludo siendo chico?? ¡¿Y cuántos juegos derivan de él?! Pensemos un poco, a ver... Bueno, en realidad, cualquier juego de tablero que signifique el desplazamiento de fichas por un caminito previamente marcado y con un punto de llegada, en simultaneidad con varios jugadores, es un derivado del Ludo: el Juego de la Oca, el Juego de la Vida, el Estnaciero, el Monopoly... y tantos otros.

Reglas

Se trata de un tablero cuadrangular, para 4 jugadores. Cada uno ocupa un rincón y su objetivo es llegar al centro, moviendo nuestra ficha por turnos intercalados y de acuerdo con la tirada que nos marque un dado de 6 caras (D6). El primer jugador que llegue al centro, gana el juego.

Inciaremos el recorrido desde cada vértice de nuestro color y comenzaremos la salida desde la casilla marcada con nuestro color también. Como puede verse en el dibujo, el diagrama del Ludo es un espejo para los cuatro contrincantes. Luego iniciaremos nuestro camino por la derecha, siguiendo en forma ascendente los números de cada casillero.

Depende de la variante de Ludo que estemos jugando, los casillero tendrán prendas o narrarán parte de una historia (esta es la lógica del Juego de la Oca y sus derivados, por ejemplo).

La llegada debe ser con una tirada exacta. Esto es, si sacamos una tirada mayor que la que necesitamos para llegar al centro, "rebotaremos", retrocediendo tantas casillas como movimientos de más hayamos sacado en la tirada. No se preocupes: nunca nos iremos más allá de la felcha que nos indica nuestra recta final al centro.

En el Ludo original, cada jugador juega con 4 fichas y debe hacer entrar una ficha por vez. Por ende la partida es algo más larga que solamente jugando con una sola pieza.

Balance: 1 peón (malo)

Comentarios a favor: Todo bien con el Ludo, uno le tiene mucho cariño y demás. ¿¿Pero hace cuanto que no lo jugamos?? ¿Y por qué dejamos de jugarlo? Porque es verdaderamente aburrido, ¿verdad? Es un típico juego para no iniciados: niños pequeños que se pueden entretener con este juego, y más que nada tirando dados y moviendo fichitas. Porque no tiene mucho más.

Comentarios en contra: Está completamente librado al azar. Somos meros títeres del dado, por lo que nuestros movimientos dependen 100% del resultado de sus tiradas. Encima, como si faltara competencia, ahora existe el "Playstation 2". En fin...

1 comentario:

Miserable dijo...

Pienso que está equivocado al decir que es un juego librado completamente al azar. El solo hecho de poder elegir entre más de una pieza pra mover implica un nuvel de estrategia. Si bien la estrategia no es tan intrincada como en otros juegos, un buen jugador de Ludo puede resultar imbatible a una persona que apenas viene conociendo el juego. Buen artículo por lo demás.